• Descubre el brandy
    como no lo habías probado
    Spanish Oak es el brandy que buscabas, Spanish Oak es la reinvención del brandy. Un licor contemporáneo en el que color, aroma y sabor se unen para ofrecerte una experiencia perfecta. Su tonalidad caoba, de oscuridad media, es una invitación a tomar la primera copa. Con un aroma a nuez y unos puntos de sabor a ciruelas y pasas, Spanish Oak es el brandy ideal para poder tomarlo solo o combinado, ya que se adapta a cualquier situación, estés donde estés.
  • De un brandy legendario
  • a una nueva tradición
  • Un brandy que nace desde la tradición, con la finalidad de unir presente y pasado. Combinando la herencia con nuestra vocación de mejorar el producto y de generar experiencias en torno al sabor y las nuevas formas de consumo.

    Porque en Spanish Oak tenemos por vocación ofrecerte el mejor brandy, creando no solo el mejor producto, sino una nueva tradición para que disfrutes del brandy en cualquier momento y de múltiples formas.
    • Terraza
    • Noche
    • Relax
    • Momentos especiales
    • Juego de cartas
    • Brunch
    • Sobremesa
    • Amigos
< Cocktails
  • Terraza
    Un día soleado, una terraza y una copa de Spanish Oak con Ginger Ale harán inmejorable tu tarde. ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    7 cl de Spanish Oak
    2/3 partes de Ginger Ale
    2 gotas de angostura
    Hielo
    Piel de limón.
    Vierte Spanish Oak en un vaso con hielo. Añade el Ginger Ale y dos gotas de angostura. Remueve e incorpora la piel de limón.
  • Noche
    Spanish Oak es un aliado perfecto también cuando se pone el sol. Mezclado con cualquier bebida energética, es una nueva experiencia nocturna. ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    15 cl de Spanish Oak
    Refresco de cola / Bebida energética
    Hielo
    Una rodaja limón / naranja
    En un vaso o una copa de balón, deposita varios cubitos de hielo. Añade Spanish Oak y la bebida que prefieras. Termina con una rodaja de naranja o limón.
  • Relax
    Los momentos de descanso son para disfrutarlos. Te proponemos hacerlo saboreando una copa de Spanish Oak. ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    1/3 de Spanish Oak
    Cubitos de hielo
    Una gota de licor de hierbas
    En una copa de brandy, incorpora varios cubitos de hielo. Añade una gota de licor de hierbas. Deja reposar unos minutos antes de beber.
  • Momentos especiales
    Los grandes momentos son únicos gracias a con quien los vives. Vive tu momento especial con Spanish Oak y recuérdalo siempre.

    RECETA

    5 cl de Spanish Oak
    Champagne / cava
    2 gotas de angostura
    Azúcar
    Limón
    En una copa de champagne, sirve Spanish Oak y 2/3 partes de champagne. También puedes usar cava. Añade dos gotas de angostura. Si prefieres un toque dulce, añade una cucharadita de azúcar y remueve. Por último, incorpora piel de limón.
  • Juego de cartas
    Una mesa, cartas y amigos. Suma Spanish Oak a este cóctel perfecto. La diversión está asegurada. ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    1/3 de Spanish Oak
    Tónica
    Hielo
    Limón
    En un vaso alto, añade hielo y una parte de Spanish Oak. Incorpora 2/3 partes de tónica y una rodaja de limón. Remueve ligeramente y sirve.
  • Brunch
    La mañana es un gran momento para tomar brandy. Y un brunch, la ocasión excelente. ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    1/3 de Spanish Oak
    2/3 de zumo de naranja
    Hielo
    En un vaso bajo, incorpora 2 o 3 cubitos de hielo. Añade una parte de Spanish Oak y 2/3 partes de zumo de naranja. Remueve y déjalo reposar unos segundos antes de servir.
  • Sobremesa
    Una taza de café después de comer puede convertirse en uno de los grandes momentos del día. ¿Y si lo acompañas con Spanish Oak para hacerlo aún mejor? ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    5 cl de Spanish Oak
    Café
    Azúcar moreno
    Canela
    Pon café en una taza. Incorpora un poco de Spanish Oak. Si prefieres un toque dulce, añade un terrón de azúcar moreno. Como toque final, agrega un trozo pequeño de canela en rama.
  • Amigos
    Reunir a grandes amigos es un motivo de celebración. Una tarde con amigos y un mojito de Spanish Oak se convierte en un gran plan. ¿Cómo conseguirlo?

    RECETA

    9 cl de Spanish Oak
    Hielo picado
    Hierbabuena
    2 hojas de menta
    2/3 de soda
    5 cl de zumo de lima
    Azúcar moreno
    Limón
    En un vaso alto, vierte el zumo de lima y añade dos cucharadas de azúcar moreno. Remueve. Agrega la hierbabuena entera y empuja con una cuchara. Pon hielo picado hasta la mitad del vaso. Añade la soda hasta llenar unos 2/3 del vaso. Vierte Spanish Oak y mezcla. Incorpora 2 hojas de menta y sirve con pajita.
Un brandy único que ha evolucionado para adaptarse a los nuevos tiempos.
Una historia de tradición y renovación.
Conoce más. >
< VOLVER
El renacer del brandy.
La historia de la reinvención de un brandy.

Spanish Oak es la historia de un producto a lo largo de la historia. Un brandy único que ha evolucionado para adaptarse a los nuevos tiempos y generar un brandy con espíritu joven que refleja en sus propias botellas, esa combinación entre tradición y modernidad.

Dos diseños de botella, diferentes estilos de consumo para que elijas el que mejor se adapta a ti. Así entendemos que puedes disfrutar de una bebida exclusiva.

Nuestra tradición se basa en la perseverancia, experiencia y el aprendizaje continuo. Así creamos Spanish Oak, un brandy con Denominación de Origen Montilla-Moriles, elaborado en la cuna de los mejores brandies: la provincia española de Córdoba, Andalucía.

Andalucía es una tierra que impregna de magia y tradición todo el proceso de producción de nuestro brandy. La exclusividad de Spanish Oak reside en su modo de elaboración centenario, el sistema de solera, mediante el que conseguimos generar un brandy con un color, aroma y sabor únicos para todo tipo de paladares.

Sea como sea y estés donde estés, nuestra esencia reside en haber elaborado un producto tradicional con vocación revolucionaria. Así es Spanish Oak, el brandy que crea una nueva tradición.

  • Surcando las olas de la popularidad
    El brandy se niega a caer en el olvido y está preparando una vuelta a lo grande. El brandy, inventado por un comerciante holandés, fue imprescindible para que el vino siguiera pareciendo apetecible en los largos viajes. A los marineros holandeses les encantaba. Al poco tiempo empezaron a salir en su búsqueda en los puertos […]
  • La historia del mítico cóctel Sidecar
    Como un militar y el barman de un bar de celebrities de París crearon el coctel de brandy más famoso del mundo El cóctel Sidecar es uno de los cócteles clásicos más famosos del mundo, preparado con brandy, zumo de limón y triple seco.  Sus orígenes, aunque no están contrastados,  apuntan a la barra del Harry’s New York Bar de París, un local de principios de siglo XX que evocaba con su solemne barra de caoba y sus sillas de cuero a los 'cocktail lounges' de Manhattan.
  • Los rooftop bars más exclusivos del mundo se apuntan al brandy
    La bebida más tradicional de Europa está empezando a entrar con fuerza en el mundo de la coctelería, y lo hace a través de los espacios más chics de las ciudades: los rooftop bars. Oasis de altura ubicados en azoteas de hoteles de lujo, con buenas vistas panorámicas para disfrutar del atardecer o del skyline urbano, y una clientela selecta adepta a la mixología. A continuación, seleccionamos una muestra de los mejores rooftop bars del mundo donde probar un buen cóctel de brandy.
< BLOG
Surcando las olas de la popularidad

El brandy se niega a caer en el olvido y está preparando una vuelta a lo grande.

El brandy, inventado por un comerciante holandés, fue imprescindible para que el vino siguiera pareciendo apetecible en los largos viajes. A los marineros holandeses les encantaba. Al poco tiempo empezaron a salir en su búsqueda en los puertos en los que atracaban. Los españoles se aprovecharon de la sed de los marineros y comenzaron a destilar su propio brandy español. No obstante, para los españoles, el arte de destilar brandy data de la época de los musulmanes en la Edad Media. La tradición de los musulmanes prácticamente desapareció, resurgiendo con la llegada de los holandeses a finales del siglo xvii. El brandy gozó de cierto resurgimiento en España.

El brandy tuvo un importante punto de apoyo en la Europa de principios del siglo xx. Instituciones, como el Harry’s New York Bar de París donde se dice que se crearon los famosos cócteles de brandy, ayudaron a dotar al brandy de su aire de exclusividad. El periodo de la Ley Seca en Estados Unidos ayudó a bares internacionales acogedores de este país y a promover el brandy, que se podía disfrutar abiertamente y no a escondidas en bares clandestinos. Se celebraba en París y las Américas desarrollaron el gusto por esta bebida, que fue interrumpido por la llegada de la Segunda Guerra Mundial.

La guerra civil española y el siguiente periodo de industrialización en España fueron testigos de un renacimiento del brandy. Collins atribuye su popularidad a la “…demanda por parte de obreros industriales que buscaban calentarse por dentro y de clientes adinerados que querían una bebida alcohólica refinada”. La pasión de los españoles por el brandy se puso a prueba en los 80. Se aumentaron los impuestos sobre las bebidas alcohólicas, forzando a los clientes a cambiar a licores más asequibles.

El brandy, en todo el mundo, se ha mantenido firme en las fluctuaciones de bebidas alcohólicas famosas y en los hábitos de consumo. Demasiado afortunado como para quedarse en segunda fila y aguardar su momento, el brandy está resurgiendo como la bebida preferida y no solo entre los que sienten predilección por el tweed o están en el crepúsculo de la vida. El brandy va a volver como nunca antes se había visto. Ha dejado de ser la bebida de la élite o la que se consumía en bares clandestinos durante la Ley Seca. El brandy se está volviendo “guay” gracias a los nuevos destiladores, como el Spanish Oak brandy, y a los milenials expertos en tecnología.

Forbes insinúa que el nuevo despertar de pasión por el brandy procede de un nuevo gusto por la cultura del cóctel en la generación de los jóvenes. Como ya no se conforman con la cerveza y el vino, los milenials buscan alternativas a un consumo de alcohol más de moda. Conforme los milenials ahondan en la cultura del cóctel, la versatilidad del brandy se comprende mejor. Se pueden elaborar cócteles sorprendentes y únicos con brandy de calidad y a un precio asequible. Los cócteles de brandy ofrecen una intensidad de sabor y aroma a la variedad, en lugar de un toque de azúcar y una explosión de alcohol. La experiencia refinada de consumo de alcohol deseada ahora por los milenials.

Mucho más que una bebida para tomar en una elegante copa de brandy, este ofrece una experiencia única. Destilado de manera tradicional, el Spanish Oak brandy, por ejemplo, “…ha evolucionado para adaptarse a los tiempos modernos… con un espíritu joven que refleja… tradición y modernidad”. Así pues, se promueve la popularidad del brandy entre los milenials, mientras el Spanish Oak brandy aprovecha la pasión de los jóvenes por los productos artesanales.

A medida que más gente descubre el brandy y aumenta el conocimiento sobre los licores por parte de consumidores de bebidas alcohólicas, cabe esperar que el brandy se vuelva un elemento básico tanto en las coctelerías como en los muebles bar de las casas.

< BLOG
La historia del mítico cóctel Sidecar

Como un militar y el barman de un bar de celebrities de París crearon el coctel de brandy más famoso del mundo

 

El cóctel Sidecar es uno de los cócteles clásicos más famosos del mundo, preparado con brandy, zumo de limón y triple seco.  Sus orígenes, aunque no están contrastados,  apuntan a la barra del Harry’s New York Bar de París, un local de principios de siglo XX que evocaba con su solemne barra de caoba y sus sillas de cuero a los ‘cocktail lounges’ de Manhattan.

 

La habilidad de su propietario Harry MacElhone con la coctelera convirtió el local en toda una institución de la noche parisina, a la que acudían tanto la gente fina de Paris como los viajeros del otro lado del Atlántico. Durante la prohibición del tráfico y consumo de bebidas alcohólicas en los Estados Unidos pasaron por allí todas las ‘celebrities’ de la época, como Coco Chanel, Rita Hayworth, Humphrey Bogart, Ernest Hemingway o Francis Scott Fitzgerald, quienes protagonizaron sonadas borracheras.

 

Bajo el mando de MacElhone en el famoso establecimiento se idearon bebidas míticas como el clásico ‘French 75’, el pícaro ‘The Monkey Gland’ y el llamativo ‘Bloody Mary’.

Cuentan los descendientes de MacElhone que el Sidecar, una de las especialidades del bar, nació en 1931, en pleno periodo de entreguerras. Un oficial militar visitaba a diario el Harry’s para tomar un aperitivo que le hiciese entrar en calor, puesto que iba en moto y el frío apretaba. Las malas lenguas hablan de que se bautizó a este coctel  de brandy con el nombre de Sidecar porque el bebedor en cuestión no era capaz de mantener el equilibrio después de ingerir varias copas y lo llevaban a casa en sidecar.

 

El hotel Ritz de París también reclama la autoría del Sidecar, diciendo que el cóctel fue inventado por su barman Frank Meier, en el año 1923.  Lo que sí es seguro es que en el bar del hotel  podemos tomar actualmente el cóctel Sidecar más caro del mundo “el Ritz Sidecar”. Su barman, Colin Peter Field, (premiado como mejor barman del mundo por la revista Forbes de EE.UU) mezcla un estupendo Sidecar por un módico precio de 1.350 euros.

 

Otras fuentes relatan que el cóctel fue creado en el Buck’s bar de Londres por Pat MacGarry aunque fue MacElhone quien lo copió y popularizó. Sea quien fuere su creador, la mayoría de las historias parecen coincidir en tener como inspiración a un militar motorista y en el logro de convertir un trago habitual para después de cenar en un aperitivo, añadiéndole zumo de limón para otorgarle aspereza.

Pocos ingredientes, todos muy bien escogidos, ácido, con un toque dulce, muy ligero y el Brandy como protagonista, hacen de este coctel un clásico que sigue teniendo muchos adeptos.

 

Hoy día podemos seguir degustando el clásico Sidecar de Harry en el número 5 de la Rue Daunou, entre la Avenue d l´Opéra y la Rue de la Paix , en pleno Place Vendome, ya que sigue funcionando como uno de los bares más emblemáticos de la ciudad parisina y considerado como uno de los mejores bares del mundo.

 

Ingredientes del Sidecar
1 1/2 onza (45 ml.) de brandy.
3/4 de onza (20 ml.) de triple seco.
1/2 onza (15 ml.) de jugo de limón.
3 cubos de hielo.

 

< BLOG
Los rooftop bars más exclusivos del mundo se apuntan al brandy

La bebida más tradicional de Europa está empezando a entrar con fuerza en el mundo de la coctelería, y lo hace a través de los espacios más chics de las ciudades: los rooftop bars. Oasis de altura ubicados en azoteas de hoteles de lujo, con buenas vistas panorámicas para disfrutar del atardecer o del skyline urbano, y una clientela selecta adepta a la mixología.

 

A continuación, seleccionamos una muestra de los mejores rooftop bars del mundo donde probar un buen cóctel de brandy.

 

THE JANE ROOFTOP de NYC

Construido en el 1908 por el arquitecto de la Isla de Ellis, The Jane Hotel fue construido para los marineros haciendo escala en Nueva York. Eso explica la peculiaridad de las recámaras, que se parecen más a unas cabinas de barco.

Jugó un papel en la escena artística y musical de la zona centro de Nueva York en los años 80 y 90, y en el 2008, para celebrar sus 100 años, el hotel fue reconocido Monumento Histórico.

El edificio sigue siendo una fortificación, y el bar de azotea Jane Rooftop ofrece vistas asombrosas del Hudson y de la zona costera del centro.

Su coctel estrella es el Little White Lie, a base de ginebra, brandy, limón y Lillet.

 

 

THE CULPEPER – LONDON

El hotel y pub inglés The Culpeper es conocido sobre toda por su azotea con bar y huerto eco, donde los mixólogos hacen uso del invernadero para elaborar cócteles botánicos únicos como el Lemon-Thyme Ambrosia, elaborado con brandy, calvados y Prosecco.

 

 

THE PRINCIPAL – MADRID

La terraza de The Principal Madrid Hotel nos ofrece una visión privilegiada de la ciudad. Acoge el restaurante Ático, capitaneado por el chef con dos Estrellas Michelin Ramón Freixa y  un bar con originales cócteles como el refrescante Champ Cup con brandy, angostura, azúcar y cava.

 

 

71 ABOVE – LOS ÁNGELES

El 71 Above está ubicado en el último piso de la US Bank Tower, uno de los edificios icónicos del downtown de LA, famoso por haber sido el primer edificio que los alienígenas destruyen en la película Independence Day.

El 71 Above es oficialmente el restaurante en el piso más alto de Los Ángeles, por lo que en una noche clara las vistas abarcan los puntos más emblemáticos de la ciudad, desde el Dodger Stadium a las playas de Malibu, la isla de Catalina hasta el famoso letrero de Hollywood.

Tiene una amplia carta de cócteles, donde destacan 2 barrios: Beverly Hills y

Santa Mónica, ambos con mezclas de brandy.

 

 

THE SPEAKEASY – BANGKOK

Situado en las plantas 24 y 25 del Hotel Muse Bangkok, The speakeasy es el rooftop bar más original de Bangkok. Ofrece el ambiente de la época de la ley seca de principios de siglo XX en Estados Unidos, con corner de puros habanos, espirituosos de gran calidad y cócteles clásicos como el Brandy Crusta, con zumo de limón y azúcar, inventado en 1840 en New Orleans.

 

 

360 BAR – BUDAPEST

Situado en la avenida Andrassy, en el edificio más alto de la ciudad, el 360 Bar

es una terraza con unas vistas increíbles de 360º de la ciudad donde, además, se sirven deliciosos aperitivos y cócteles acompañados de música en vivo.

Su amplia carta tiene una gran selección de brandys reserva, así como palinkas, aguardiente de frutas propio del país húngaro.